Esquema de trabajo

Hoy 5 de mayo 2018 damos inicio a un ciclo anual de meditaciones donde abordaremos la enseñanza del Maestro Saint Germain, las que durante el mes las llevaremos en la funcionalidad de nuestras actividades, tareas o roles diarios que nos toca vivir.  El texto es  tomado de los discursos del Yo Soy, que revela la Fuerza Espiritual que tenemos, donde se nos enseña que somos uno con la Fuerza Divina que  es parte de nuestra propia estructura humana, la cual debemos poner en movimiento.

Las enseñanzas del Maestro tienen por objetivo que nosotros recuperemos nuestro bienestar. No es una doctrina religiosa, simplemente es una orientación para que cambiemos nuestro foco establecido en nuestras múltiples carencias y que usemos los recursos que son parte de nuestra propia naturaleza.

Ponemos en movimiento este nuevo ciclo de nuestras meditaciones a distancia, en el plenilunio de Tauro, que nos trae todas las bendiciones de la Sagrada Jerarquía para nuestra tierra, la cual nos aporta un nuevo impulso creador y de contacto espiritual.

Las meditaciones seguirán un mismo esquema que nos permita seguir una secuencia que sea fácil de recordar y aplicar en forma fluida.

 

Esquema

Decreto:    Se inicia el texto con un decreto, que es el recurso que nos aporta el Maestro para que pongamos en movimiento la fuerza divina y nos apoyemos en ella para lograr nuestros objetivos de bienestar y de esa manera mantengamos nuestra atención en lo que deseamos conseguir. Al decreto se le agrega lo que tu desees plasmar en tu vida.

Enseñanza:  Mostraremos un texto que contiene la enseñanza  concreta del Maestro, para que al leerla integremos los conceptos que ahí se vierten y podamos  darle una forma funcional, en cualquiera de las áreas donde nos movemos o los roles que desarrollamos.

Conciencia de Bienestar:  La meditación es un contacto interior profundo que requiere que nuestros pensamientos y sentimientos estén alineados en un sólo objetivo mientras se medita: nuestro bienestar. Como este abarca muchas áreas de nuestra existencia, la enseñanza del Maestro nos va entregando diferentes recursos para ir avanzando de a poco,  es por ello que sugerimos que frente al conocimiento aportado, elijas un área específica de tu vida que quieres mejorar, curar, abastecer o liberar.  Se muy preciso con ello, que lo que busquemos conseguir este bien definido para que, durante el mes, hasta la próxima meditación, podamos ir consiguiendo el objetivo. Puede que tengamos muchas necesidades, pero hagámoslo de tal manera que se pueda partir por una de ellas y así ir avanzando   en todas las que se necesitan resolver.

 

Meditación: La base de nuestra meditación es el contacto con la Llama Violeta del amor liberador, esta es la Fuerza que nos permite derribar el bloqueo que impide la manifestación del bienestar en nuestras vidas, obstruido por las creaciones adversas de nuestra personalidad. La meditación esta construida sobre esa base, donde se da inicio con nosotros mismos para desde ahí irradiar a nuestro entorno, nuestro país y a la humanidad, siempre atrayendo el gran poder de la llama violeta que es transmutar.

  • Preparación. Establece el espacio que necesitas, fija tu el tiempo que vas a necesitar  el lugar y la hora, no te impongas algo que sea difícil de sostener, lo más que se requiere que tu estés en paz en ese momento y que ese sea tu espacio, tu recurso con el cual te regalas a ti mismo el bienestar interior. Ya has leído el texto de la meditación del mes correspondiente y ahora define lo que vas a poner en movimiento, lo que vas a desarrollar durante todo este periodo.

  • Aquietamiento: En un lugar cómodo, comienza un ciclo de respiraciones profundas por la nariz que te permita relajar tu cuerpo y aquietar tus pensamientos.

  • Contacto interior:  Es el primer paso hacia una integración de tu fuerza Yo Soy con tu conciencia externa. El decreto cumple a cabalidad esa función, siéntelo a medida que lo repites, hazlo cuantas veces lo sientas necesario, integrando esa funcionalidad en ti.

  • Invocación:  Ella hace el llamado hacia los seres de luz, La Ley de Invocación establece que todo llamado obliga a la respuesta, por lo tanto, ten la certeza que tu llamado tiene la respuesta de los Seres que has invocado. Se consciente de lo que esta dice, para que te alinees tú con ese llamado que haces.

  • Ampliación de conciencia:  En esta etapa debes poner en movimiento tus sentidos, tus pensamientos, sentimientos y deseos para que se plasme en ti lo que meditas, esta etapa amplía todas tus facultades divinas y eso permite que bajes a tu mundo individual la fuerza que invocas y visualizas, mantén la atención en lo que meditas, tus sentimientos cumplen la función de integrar, sintiendo la fuerza de la luz en tu cuerpo con la cual meditas. En esta etapa ponemos en acción la enseñanza, el decreto para que por medio de tu contacto interior se generen los cambios que has definido.

  • Irradiación: En esta etapa llevas la Llama violeta a las áreas que están definidas en la meditación a distancia para que ésta cumpla el objetivo.

  • Gratitud: Es trascedente que seamos conscientes de la gratitud  por la respuesta a nuestro llamado, aquí también incluida la gratitud a todas las personas que en sus diferentes medios prestan un servicio a la humanidad y en especial aquellos que nos unimos por medio de la Llama Violeta.

  • Cierre: Lo hacemos con una estrofa de la gran Invocación. Nuestra conciencia debe integrar que es un llamado que hacemos a las puertas misma de la jerarquía, allí donde se pone en movimiento las fuerzas de asistencia de los Grandes Seres de luz a la Tierra,  esto nos debe dar la certeza que hay una respuesta concreta a nuestro pedido.

Después de esta amplia explicación y claridad para hacer nuestro trabajo damos paso al servicio de este mes:

 

Decreto: “YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA” (le puedes agregar lo que buscas resolver, por ejemplo: De mi salud, de mi paz, de mi alegría, de mi provisión, de mi abundancia, del perdón en mi…)

Enseñanza: “Cuando Jesús dijo: “YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA”, reveló una de las más poderosas afirmaciones que puedan expresarse.

Al decir “YO SOY”, no se refirió a la expresión externa de su personalidad, sino a la Poderosa presencia del Maestro -al Dios interno-, pues dijo repetidamente: “Yo, por mí sólo no puedo hacer nada, es el Padre que está en mí -el “YO SOY”- quien hace las obras”.

Luego dijo: “YO SOY” el Camino, la Verdad y la Vida”, dando así el reconocimiento al Uno y solo Poder de Dios en Acción dentro de Él”.

“también dijo Jesús: “YO SOY la luz que alumbra a cada Hombre que viene al mundo”, empezando cada afirmación  de vital Importancia  con las palabras “YO SOY”.

“contemplando a “YO SOY” desde cualquier Ángulo que sea, se puede decir que es uno de los medios más Poderosos de soltar al interno Poder de Dios, Amor, Sabiduría y Verdad , y ponerlo en acción en la experiencia externa”

Maestro Saint Germain.

Esta es la enseñanza que nos revela nuestro extraordinario poder interno y la conexión directa con la fuerza Divina individualizada en nuestra propia conciencia, que derriba todas las barreras que ha construido nuestra personalidad.