COMPRENSIÓN FUNCIONAL DE LA LLAMA VIOLETA - RESPIRACIÓN

La fuerza de la Transmutación de la Llama Violeta es parte esencial del funcionamiento de nuestro organismo, estando integrada en una gran cantidad de procesos a nivel fisiológico. La observación de ellos nos permite asentar el conocimiento de esta energía y llevarla a un plano funcional, para desde ahí relacionarnos de manera mucho más concreta con esta fuerza y ponerla en movimiento de forma consciente.

Todas las fuerzas vitales están ordenadas y manifestadas en la naturaleza para que nuestra función se pueda desarrollar, nuestro rol consiste en tomar y retribuir esa fuerza vital. La respiración es un muy buen ejemplo de esto, veamos lo siguiente:

  • Cuando pensamos en la respiración habitualmente nuestra conciencia considera a los pulmones como los únicos protagonistas de este proceso, sin embargo, el respirar es una función que involucra a todo nuestro cuerpo y también a la naturaleza.

  • Todo inicia con la inspiración, al hacer esto estamos integrando el aire en nuestros pulmones para que estos puedan tomar el oxígeno. Aquí la primera amplitud de conciencia a incorporar es que el oxígeno que estamos inspirando, ha sido generado por la naturaleza, a partir de la fotosíntesis realizada por el reino vegetal.

  • Una vez que el oxígeno entró a nuestro cuerpo, la mayor cantidad de este se incorpora en cada célula, para ahí unirse a un carbohidrato y generar energía, siendo parte de nuestro metabolismo. En otras palabras, cada vez que respiramos estamos tomando el elemento que nos permite generar la energía para todo lo que hacemos, incluso para estar leyendo ahora, por lo tanto, al respirar estamos integrando vida.

  • Cuando nuestra célula integra el oxígeno y genera energía, también libera dióxido de carbono como desecho de este proceso, el cual es recibido por la sangre, llevado a nuestros pulmones y liberado a través de ellos. Si por algún motivo se acumula CO2 en nuestra sangre, nuestro organismo se altera y se pueden generar diversos trastornos como cansancio permanente, exceso de sueño y en casos más graves úlceras, hasta alteraciones de conciencia como el coma, por lo tanto, su salida es clave para nuestra existencia.

  • Es en este punto donde la transmutación está manifestándose constantemente ya que, a raíz de esta fuerza expresada en nuestros pulmones, somos capaces de renovar nuestra fuerza vital a partir de la integración de oxígeno y la liberación del CO2, manteniendo de esta forma nuestra vida. Cada vez que respiramos estamos trasmutando la energía de nuestro cuerpo, limpiándolo, renovándolo y llenándolo de vida.

  • El CO2 que estamos liberando en el aire, en realidad se lo estamos entregando al reino vegetal para que ellos lo tomen y puedan generar energía, estableciendo así este ciclo de unidad a partir de la retribución mutua, donde todos aportamos para estar bien.

Con esta descripción podemos ampliar nuestra conciencia al respirar, comprender toda su acción y todo lo que implica desde la transmutación como energía vital, hasta el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono como manifestación final, en una sola línea.






6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo