APLICACIÓN CONSCIENTE DE LA LLAMA VIOLETA EN LA TRANSMUTACIÓN

La seguridad es uno de los componentes básicos de nuestro bienestar, salud, alegría de vivir y de claridad de conciencia, entre otros muchos enlaces existenciales. Observemos algunos efectos en nuestra existencia cotidiana.


1. Seguridad en sí mismo.

  • Nos aporta la claridad en nuestros múltiples desplazamientos y roles que debemos cumplir diariamente, esto genera una amplitud de conciencia que nos muestra lo correcto en cada instante. Elimina la incertidumbre que es el gran espejismo que nos lleva a equivocarnos, limita nuestras acciones y nos aporta un grado importante de intranquilidad, nuestro cuerpo no puede descansar y se agota y expresa algún tipo de alteración; la mente está constantemente actuando lo que no da espacio a momentos de paz, consumiendo una gran cantidad de energía que nos desgasta.

  • Genera un campo de protección. Aquí tenemos una aplicación concreta de la enseñanza del Maestro: “allí donde está tus pensamientos, allí estas tú”. También es un agente trascedente de la ley de atracción: seguridad, atrae seguridad, que genera el campo de protección que necesitamos para desarrollar nuestras actividades permanentes.

  • Nos permite eliminar los componentes externos en los cuales sustentamos algún grado de seguridad, como personas, lugares, espacios, sistemas. Y desde ahí irradiamos esa fuerza protectora que viene desde nuestro Interior.

  • Nos alinea con los pensamientos, sentimientos, deseos y acciones generando una sintonía en nuestro ser que nos conecta con los diferentes agentes de la vida que nos aportan bienestar, ampliando nuestro vínculo con ella.

2. Seguridad en la Vida, es la fuerza que amplia la conciencia de nosotros mismos, más allá de nuestros sentidos, y que nos da la certeza de que somos parte de un esquema mucho mayor y del cual somos parte importante. Dentro de los múltiples efectos podemos destacar:

  • Desarrolla nuestra conciencia de unidad, que es trascedente para cumplir nuestros roles y ser consciente de la vida que nos rodea y nos aporta bienestar

  • Pone en movimiento el vínculo de unidad con nuestra presencia YO SOY. Este es básico porque establece la fijación en nuestra conciencia la fuerza que nos impulsa para lograr nuestros objetivos evolutivos.

  • Amplia la funcionalidad de nuestros sentidos abriendo paso a la percepción y la intuición, que son los vehículos que nos permiten desplazarnos por el camino correcto impidiendo la influencia de fuerzas externas destructoras.

  • Pone en movimiento nuestra capacidad creadora sin límites.

Frente a esta explicación de la trascendencia de la seguridad, sugerimos que en nuestro trabajo diario de la LLAMA VIOLETA, nos enfoquemos en trasmutar las múltiples energías discordantes que hemos almacenado por ausencia de seguridad y la trasmutemos en confianza en si mismo y confianza en la vida y desde ahí nos proyectemos funcionando, en nuestra vida cotidiana, con estas dos nuevas fuerzas activas.


Para sostener este trabajo podemos utilizar el decreto:

"Yo soy la llama violeta de amor liberador estableciendo la confianza en mi cuerpo y mundo"


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo