141 MEDITACIÓN A DISTANCIA

Sábado 1 de Febrero de 2020

Hora: 17:30

Lugar: Donde tú te encuentres

“YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”


“La Ilimitada Sustancia Omnipresente está siempre a tu alrededor esperando que actúes sobre ella. Tú, el individuo, eres el canal a través del cual la Magna Presencia YO SOY desea expandir Su Perfección. La Presencia vierte incesantemente la Luz Ilimitada, o Energía de Vida; pero tú eres el gobernador de su uso, el director de su destino y del resultado que producirá para ti.”


“Dicha Sustancia puede producir (y produce) instantáneamente cualquier cosa que se te antoje si tan sólo mantienes tu personalidad en armonía, de manera que los pensamientos, los sentimientos y las palabras de discordia no interrumpan Su incesante Vertida de Perfección. La Vida es Perfección, y contiene en Sí todas las manifestaciones perfectas. El único deber que tiene la personalidad es ser un “cáliz” que lleva y revela la Perfección de la Vida. En tanto que el individuo no logre la obediencia de los sentidos externos y mantenga un sentimiento de paz en su propio interior, contaminará la Pureza y Perfección de la Vida que fluye a través de él.”


“Es tu deber saber que la Sabiduría de la Magna Presencia YO SOY siempre dirige el uso que le das a Su Poder y Vida. Únicamente la Presencia sabe lo que es perfecto para ti – excepto un Maestro Ascendido. El es UNO con tu Presencia YO SOY, no importa que actúe a través de ti o de Él. De esta manera, únicamente tu propia Presencia YO SOY o un Maestro Ascendido saben lo que es mejor para ti en todo momento. Únicamente estas dos Fuentes – que en realidad son una – pueden contemplar toda tu corriente de vida y llegar a conocer todas las fuerzas que interactúan en tus problemas y la causa de tus experiencias pasadas, presentes y futuras.”


“La falta de discernimiento para distinguir lo Verdadero de lo falso es lo que hace que la humanidad fracase por doquier en el mundo exterior. TODO AQUEL QUE TOME LA DETERMINACIÓN DE ALCANZAR LA PERFECCIÓN TENDRÁ QUE ENTRENAR LA ACTIVIDAD DE SU MENTE A NO ESCUCHAR NINGUNA OTRA VOZ QUE NO SEA LA DE SU MAGNA PRESENCIA YO SOY. TENDRÁ QUE ACEPTAR ÚNICAMENTE SU SABIDURÍA Y OBEDECER ÚNICAMENTE A SUS INDICACIONES. TENDRÁ QUE OÍR LA LUZ – VER LA LUZ – SENTIR LA LUZ – Y SER LA LUZ DE LA INFINITA PRESENCIA YO SOY”


Maestro Saint Germain


“YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”

En este mes de febrero hemos decidido sostener la enseñanza del Maestro, debido a la profundidad y plenitud que esta representa. El mes pasado fuimos conscientes de como con nuestro trabajo de integración a la llama violeta hemos sido capaces de generar un patrimonio o aglomeración de ella, la cual siempre está funcionando para nosotros, en la medida que la usemos.


En este mes nos enfocaremos en el discernimiento que nos permite distinguir lo verdadero de lo falso, que según el texto más arriba es la causa del éxito y o fracaso de la humanidad. Cuando hablamos respecto de la Verdad, nos referimos al funcionamiento armónico y completo de la vida y no solamente a lo que nosotros conocemos como honestidad.


En este sentido, la Verdad más grande que nos plantea nuestro Maestro es que la Fuerza de Vida, de Amor, Seguridad, Abundancia, Salud, Claridad, Protección siempre está a nuestra disposición y además esperando que sea usada por nosotros. En el reconocimiento de esta Verdad y en el uso de la misma está la clave para darle forma a nuestra vida, con toda la armonía a la cual siempre aspiramos.


En este sentido, cuando afirmamos que un problema no tiene solución, que algo no va a resultar o nos enfocamos en las dificultades, más que en aquello que está a nuestro favor, es simplemente porque hemos dejado de reconocer la Verdad y nos hemos atrapado en la ilusión que genera la incertidumbre y el rechazo.


En esta meditación 141 enfoquémonos en reconocer esta Verdad constantemente y mantengamos nuestra atención en la fuerza de vida que esta a la espera de ser manifestada en nuestro mundo, a través de:

  • El uso de la atención sostenida, donde el decreto YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR, es nuestro gran recurso.

  • El uso consciente de la llama violeta para que transmute todas las dificultades y obstáculos que podamos tener en nuestro día a día.

  • Sostener un sentimiento constante de paz y tranquilidad, ya que esto permite el libre flujo de esta energía.


“YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”





MEDITACIÓN DE LA LLAMA VIOLETA


Propósito. Unirnos al Maestro Saint y los Ángeles de la Llama Violeta, para que la fuerza de nuestra Presencia Divina YO SOY pueda expandirse libremente a través de nosotros, llenándonos de amor.


Primer Paso: Aquietamiento.


Comencemos a respirar profundamente y pongamos nuestra atención en el recorrido que va haciendo el aire hasta llegar a nuestros pulmones. Llenando nuestro cuerpo de energía vital que se renueva con cada exhalación. Continuemos con las respiraciones, pero ahora sintamos que el aire está cargado con esta fuerza y que esa energía renueva todo nuestro cuerpo y cada célula se convierte en sol que irradia AMOR. Afirma: “YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR” y siente tu cada latido de tu corazón, sintiendo que cada uno de ellos te conecta con tu Presencia Divina, con el Maestro Saint Germain y con la integración de la Llama Violeta.


Segundo paso: Unión con el Maestro Saint Germain, Nuestra Presencia YO SOY y la Llama Violeta.


Siente la Fuerza del Maestro, deja que tus sentimientos se alineen con la Fuerza de Amor del Maestro Saint Germain, de tu Presencia Divina y deja que esa corriente vital te envuelva, te llene, ábrete a esa poderosa fuerza de amor, siente que te cobija, protege y te une a la Luz. Mantén esta imagen por unos momentos, y uniéndote al Decreto: “YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”, “YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”, toda la energía de tu ser se va transformando en amor.


Estas en completa armonía con tu fuerza espiritual, eres amor, identifícate así, YO SOY (pon tu nombre), YO SOY AMOR, de esa manera vas generando una nueva conciencia dentro de ti. Ahora vibras con la fuerza del amor, te identificas con ella y te expresas de esa manera, AMOR. Repite nuevamente YO SOY (pon tu nombre), YO SOY AMOR. Con esta fuerza tomas una nueva dimensión en el espacio donde te mueves, se derriban todas las barreras y solamente fluye el amor, que viene de todas partes, te llega de la naturaleza, de los arboles, de las flores, de las plantas, de la tierra, de la madre terrenal, eso eres, AMOR. Mantén esta fuerza durante estos momentos, disfrútala, exprésala. Potencia esta energía con “YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”, “YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR” fúndete con esta fuerza.


Esta unión de amor con el Maestro, con los Ángeles de la Llama Violeta, te hace más consciente de lo que has desarrollado en contacto con el Maestro. La Luz Violeta es una fuerza real que te pertenece, es la que establece todos los canales con el Maestro, con tu presencia YO SOY, es un fluir de energía vital que te va aportando Amor y Libertad. Ahora sientes esta fuerza que la puedes conducir donde tu quieras, para plasmar la liberación, el Amor Liberador de la Llama Violeta, siente que es gigante y que todo lo que tú necesitas trascender, liberar, soltar ahora lo haces canalizando esta fuerza que te pertenece, que es tu creación, es tu patrimonio, vívelo así. Tú presente esta lleno de esta fuerza y la irradias en todo lo que estas construyendo este año, en todas las áreas, en todos tus espacios, en todos tus proyectos, en todos tus roles, la abundancia no tiene límites.


“YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”


Tercer paso: Agradecimiento


Estas inmerso en la fuerza de Amor del Maestro, de los Ángeles de Llama Violeta, de tu Presencia Divina, experiméntalo y desde ahí siente una profunda gratitud, porque la asistencia y la respuesta a tus llamados son reales, concretas, específicas. Agradece la constante asistencia, agradece el permanente vínculo con ellos, dilo con tus palabras, con tu forma y siente que esta gratitud activa todos los vínculos con la vida. Cierra esta gratitud con el decreto:


“YO SOY LA FUERZA DE LA LUZ QUE ME LLENA DE AMOR”


Cuarto paso: La Gran Invocación


Con todo el amor que sientes internamente, la seguridad en ti mismo que has desarrollado en esta meditación, en unión con el Maestro y la Presencia Divina, hacemos el siguiente llamado, para que las fuerzas espirituales y la jerarquía asistan a nuestro país y a la tierra, en retribución por lo que tu has recibido e instalado en esta meditación


¡Que las Potencias de la Luz iluminen a la Humanidad!

¡Que el Espíritu de Paz se difunda por nuestro país Chile y el Mundo!

¡Que el Espíritu de colaboración una a todos los hombres de Buena Voluntad, donde quieran que habiten!

¡Que el olvido de agravios y errores y la comprensión sean la tónica en la solución de los problemas del mundo!

¡Que el poder Infinito acompañe los esfuerzos de los servidores de la humanidad!

¡QUE ASI SEA Y CUMPLA YO MI PARTE!


Gracias y muchas bendiciones por ser parte de este Servicio de Amor a nuestro país

Si puedes difunde esta meditación a través de nuestra página: www.llamavioleta.cl













17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo